Skip to main content
Gestión de Flotas

Una marca de autos podría entrar al mundo de las motos gracias a la movilida eléctrica

By 30/05/2022No Comments

Un diseñador coreano ha desarrollado un concepto de motocicleta futurista basándose en la estética del Ioniq 5, el modelo de Hyundai que ha sido recientemente galardonado como el Auto del año 2022

El concepto nació de las formas identificatorias del Auto del Año 2022, el Hyundai Ioniq 5

El enorme crecimiento de una marca extraeuropea como Hyundai a partir de la incorporación de la línea de autos eléctricos, ha llevado a los coreanos a quedarse con el galardón de World Car of the Year 2022 (Auto mundial del año 2022) gracias al nuevo Hyndai Ioniq 5.

La mención de su procedencia, Corea, y el énfasis puesto en que no viene del Viejo Continente, tiene directa relación con el cambio estético que han producido hace varios años, al europeizar sus diseños como estrategia para captar compradores de un mundo muy conservador. El camino que, desde el otro extremo del mundo, ha hecho Tesla también. En ambos casos, aunque no exclusivamente en el caso de Hyundai, el crecimiento se produjo gracias a los autos eléctricos. Casualidad o no tanto.

Es una moto tipo “musclebike”, pero con características deportivas que la hacen especial como concepto para el futuro de las motos eléctricas de alta performance

El Ioniq 5 se ha destacado por sus líneas poco redondeadas y más bien angulosas, que identifican los productos eléctricos de la marca, y su éxito ha servido de inspiración para crear un vehículo de dos ruedas con una idea conceptual inspirada en ese automóvil.

Se trata de una moto eléctrica llamada Ioniq Q, y si bien no fue diseñada por los propios proyectistas de Hyundai sino por un estudio externo que lidera Ji Woong Cha, la idea parece haber gustado en el departamento de diseño de la marca.

El diseño de la moto tiene una estructura minimalista pero robusta, copiando el concepto del Hyundai Ioniq 5

La Ioniq Q es una motocicleta de estilo minimalista, con formas geométricas y espacio solo para un pasajero. Vista desde su perfil, es fácilmente apreciable la forma de la estructura central que se asemeja a una letra “Q”, a la que debe su nombre. Esa es la única forma redondeada, además de las grandes ruedas, y en ese cuadro se integra también la batería, dejando un hueco en el medio.

El diseño de la moto destaca también la posición del ocupante, que es completamente plana gracias a la ubicación baja del manubrio y un asiento casi flotante. Las suspensiones invertidas con un ángulo de inclinación demasiado alto, acerca el diseño al de una moto tipo “chopper”, más que a una moto deportiva. Adelante presenta una tira de luces LED con forma de arco en esquema de píxeles, algo que también tiene similitud con el auto Ioniq 5.

Vistas lateral y trasera de la moto eléctrica Ioniq Q, con su cuadro estilo “chopper”, sus grandes ruedas y el asiento casi en voladizo total

Para Ji Woong Cha, diseñar esta Ioniq Q es su idea de combinar la tecnología de la electricidad, las especificaciones de una moto de competición y el estilo de una musclebike en su máxima expresión. No hay especificaciones técnicas porque es un ensayo de diseño, pero así como otras marcas de motocicletas como la propia Harley Davidson y también BMW han empezado a producir motos performantes a batería, no sería extraño que muy pronto entren al ruedo marcas que siempre se dedicaron al automóvil únicamente.

Después de todo, si en su nicho entraron compañías como Apple, Xiaomi o Sony, no habría ninguna razón para que con el desarrollo tecnológico que se ha logrado con los autos eléctricos y su eficiencia, ampliar su horizonte sea también un buen plan para las automotrices clásicas.